El mal llamado “Antropoceno”

El término “Antropoceno” se ha puesto de moda para designar una nueva era geológica caracterizada por la influencia del ser humano sobre los ecosistemas terrestres. Especialmente en la discusión del calentamiento global, el “Antropoceno” hace referencia a los efectos que ha tenido para el pĺaneta nuestro uso y abuso de combustibles fósiles y, con ello, la consiguiente acumulación en la atmósfera de gases de efecto invernadero. También es una prueba del Antropoceno la creciente presencia de plásticos en agua, mar y tierra a nivel global, así como la extinción masiva de especies. El Premio Nobel de Química, Paul Crutzen, fue quien popularizó el término el año 2000, y desde entonces cada vez más estudios tanto en las ciencias naturales como sociales invocan esta nueva era geológica que vendría a reemplazar al Holoceno.
Pero, ¿no es una frescura llamar a esta nueva era geológica por ese nombre? “Antropoceno”, al fin y al cabo, viene del griego y quiere decir “ser humano nuevo”. La alusión, entonces, sería a que es el ser humano como especie entera la responsable de provocar estos cambios y de llevarnos a nosotros mismos y a todos los demás hacia destinos temidos, pero aún desconocidos. La verdad de la milanesa, sin embargo, es que ha sido una mínima fracción de la humanidad quien ha provocado estos cambios profundos: más específicamente, un pequeño grupo de hombres blancos occidentales enfrascados primero en la Revolución Industrial y luego en la expansión del capitalismo como sistema económico y productivo global. En estricto rigor, el “Antropoceno” debería renombrarse “Androceno” o “Patriarcoceno”, si se considera la baja o nula participación femenina en la puesta en marcha de esta máquina de cambios profundos, y en la estructura de sometimiento femenino que contribuyó a hacer posibles estos cambios (a través de, por ejemplo, el limitado acceso a la educación, el vetado acceso a la vida política, y el trabajo de madre y dueña de casa y cuidadora no remunerado durante la mayor parte de nuestra historia). Más preciso sería también llamarlo “Industrioceno”, “Europeoceno” o “Gringoceno”, considerando que los cambios profundos a los que ha sido sometida nuestra tierra tienen su origen no en la China de la dinastía Ming ni en la edad de oro de los mayas, sino en la revolución industrial iniciada en Europa en el siglo XVIII y llevada a la apoteosis por Estados Unidos.
Acorde con lo anterior y dependiendo del contexto de la discusión, habría que cambiar el concepto asociado de “antropogénico” (esto es, originado por el ser humano) por los adjetivos “androgénico”, “patriarcogénico”, “industriogénico” o “europeogénico”. Esto no es un asunto meramente formal o cosmético. Cuando les preguntan a los vecinos de Fuenteovejuna quién mató al cruel Comendador Fernán Fernández de Guzmán, éstos responden al unísono que fue “todo el pueblo a una: Fuenteovejuna”. Y no mienten, pues cada uno tuvo un grado de participación en el hecho y todos juntos lo planearon. El Antropoceno, en cambio, no es resultado de las acciones de “toda la humanidad a una”, y hacer creer a quienes no tuvieron nada que ver en el asunto que sí tuvieron que ver es una distorsión de los hechos. Esta distorsión tiene impactos reales en, por ejemplo, la discusión acerca de mitigación y adaptación al cambio climático, y en los deberes que cada país debe asumir al respecto. Tener un impacto geológico a la escala de los que estamos produciendo hoy no es el destino inevitable del ser humano como especie, sino el resultado de una manera de vernos en el mundo y apropiarnos de él que ya se revela simplemente insostenible.

Anuncios

Un comentario en “El mal llamado “Antropoceno”

  1. Pingback: El océano marino | el ojo parcial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s