Cuatro notas sobre el concepto de soberanía

1. El concepto de soberanía está en la base del derecho natural moderno, contenido en la idea del suum, entendido como lo propio o lo que nos pertenece en virtud de ser humanos. Para Grocio, por ejemplo, el suum está formado por nuestra vida, nuestro cuerpo y nuestra libertad, y aquello requerido para mantenerlos. En la soberanía individual sobre esos tres elementos se juega el estatuto mismo de ser humano, estatuto que es defendible por la fuerza: de ahí surgen el derecho reactivo de auto-defensa, si alguien osa poner en riesgo dicha trilogía; y de ahí surge también proactivamente el derecho de auto-preservación o necesidad, que permite al individuo hacer lo que sea necesario, sin interferencias ajenas, para mantenerse con vida. La paradoja de este derecho de necesidad, sin embargo, es que es también un deber hacia el Creador: la soberanía sobre la vida, el cuerpo y la libertad es también así una tiranía de la vida, el cuerpo y la libertad, no renunciables sino por la Mano Divina.

2. Los pensadores de la Modernidad temprana no sólo intentaron justificar la soberanía individual sobre la esfera del suum, sino también la soberanía colectiva sobre diferentes pedazos del planeta. Si bien era relativamente fácil explicar cómo una manzana del pozo común pasaba a ser propia (mediante el acto físico de tomarla con las manos y llevársela a la boca), no lo era tanto dar cuenta de cómo vastas extensiones pasaban a ser parte de una nación o de un reino – tema nada menor en época de conquista y colonizaciones. Aquí no bastaba con apelar a actos físicos, sino que se requería apelar también a la imaginación – una imaginación convenientemente adaptada a los propósitos del conquistador-colonizador. Para ocupar un pedazo de tierra, así, no era necesario pisar cada centímetro de ella (aclaraba, de nuevo, Grocio) –, sino que bastaba con delimitarla y con tener la intención de ocuparla, intención expresada en ciertos actos definidos a criterio del ocupador. Agréguese de paso que, como la delimitación no era posible en el caso de los Mares, éstos quedaban como patrimonio común de libre uso para todos. Sobre la Alta Mar, a diferencia de la tierra, era soberana la Humanidad completa.

3. En el caso de Locke es tal vez donde se hace más patente la adecuación de la definición de soberanía a los propósitos de los ocupadores. Para el empirista inglés, apropiarse de un pedazo de tierra implicaba mezclar el trabajo individual con éste, agregándole así valor humano. Este trabajo individual, sin embargo, se mide mediante parámetros europeos: no es el de cazadores-recolectores ni el de pastores nómades, sino el de agricultores sedentarios. Así se justifica la colonización inglesa en América del Norte: como los pueblos originarios no han sabido trabajar la tierra de la manera apropiada y no la han, por lo tanto, ocupado, es menester que ésta pase a manos de quienes sí sabrán hacerla producir.

4. Insistiendo en la historicidad de los conceptos, otro hecho notable es cómo en derecho internacional se ha apelado hasta recientemente a la sobre-explotación y abuso de los recursos naturales como fundamento de soberanía. Nótese por ejemplo, en el caso de la Antártica, que países como Chile, Argentina, Noruega y el Reino Unido han invocado las actividades de loberos y balleneros en las islas subantárticas para justificar sus derechos territoriales en esas zonas y mucho más al sur. La irresponsabilidad pasada en la tenencia y administración de X – que debería funcionar como un impedimento – se transforma así en un argumento para justificar el control continuado sobre X.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s