Lo que es propio no se ocupa

Como periodista, si hay algo que me produce irritación –aunque intento disimularla– es cuando alguien me viene con una noticia fresca que supone que yo ya debería saber… y no es el caso. Me acaba de pasar con un amigo arqueólogo que me manda un mail indignado, diciéndome que no puede creer lo que está haciendo el Estado chileno en Rapa Nui; que ya la época de las colonizaciones se quedó en el pasado, pero aquí seguimos comportándonos cual Cabezas de Vacas o Cortezes; y, lo peor de todo, ignoramos que la opinión internacional está cerrada en nuestra contra, y tiene más claro que los propios chilenos que las demandas pascuenses son justas. Desde la distancia, respondo a todo que sí, apresuradamente, para entonces googlear qué motivó la indignación de mi amigo. Algo había oído de la “ocupación” por algunos clanes de ciertos edificios fiscales, y del emblemático hotel Hanga Roa, recién remodelado y en el ojo de la polémica. ¿Pero qué me encuentro? Dos cosas, básicamente.

Primero, aunque no he hecho el catastro, de buenas a primeras me atrevería a afirmar que hay más medios extranjeros preocupados de la noticia que los propios chilenos. En las páginas webs de los medios nacionales, casi por regla, debo sortear el fútbol, la Teletón, Rocío Marengo y –cómo no– Wikileaks (heroico, Julian Assange, entre paréntesis, pero esto lo dejo para otra vez) antes de llegar a un breve sobre el violento enfrentamiento que tuvo lugar a comienzos de diciembre, y donde isleños y carabineros salieron heridos. Isla de Pascua es territorio chileno y sus noticias son noticias para Chile, pero el tema ocupa mínima cobertura en proporción a lo grave de lo ocurrido. No todos los días Carabineros obligan a desalojar a un grupo de civiles disparando perdigones que dejan graves a dos personas y heridas a varias más. Los machetes y bombas Molotov que supuestamente estaban en poder de los pascuenses no se han visto aún, aunque ésa fue la justificación dada para actuar así. Si un hecho la mitad de serio hubiera ocurrido en la capital, nos habrían tenido de Arica a Punta Arenas con despachos en directo interminables. Pero esto es Isla de Pascua, a seis horas en avión…

Segundo, me sorprende el vocabulario usado todo a lo largo de la noticia. Los isleños se “tomaron” algunos edificios fiscales, “ocuparon” el hotel, etc. Ahora bien, o yo estaba pajareando en las clases de historia en el colegio, o me pareció escucharle al profesor que los Rapa Nui eran los habitantes originarios de la isla y poseían la tierra colectivamente, hasta que el Estado chileno se la anexó… y no al revés. Concordarán conmigo los que sean propietarios de algo, que un legítimo dueño no anda “ocupando” sus tierras ni “tomándose” su casa, por la simple razón de que éstas ya son suyas. Éste es el caso hoy en Isla de Pascua y quienes quieren hablar del problema deberían partir usando las palabras apropiadas. En cuanto a que su actuar ha sido “ilegal”, esto merece atención más detenida: si la ley es injusta o ilegítima, bien puede darse una situación donde sea necesario ir contra ella para enmendarla y corregirla. La desobediencia civil es un recurso válido cuando otras vías no han dado frutos.

 

Más información puede encontrarse en Islas del Pacífico

Anuncios

2 comentarios en “Lo que es propio no se ocupa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s